El PSOE intenta frenar con una alegación y enmienda a un alcalde “talador de árboles y destructor de Los Coloraos”

Defiende que la aprobación de PP y Vox para acabar con la Plaza Vieja conocida no puede realizarse con una modificación puntual del PGOU

El secretario de Organización del PSOE de Almería Capital, Indalecio Gutiérrez, y el concejal socialista en el Ayuntamiento, Eusebio Villanueva, han dado a conocer la alegación y enmienda que han registrado en contra de la aprobación inicial en pleno, por parte de PP y Vox, de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá eliminar los árboles de la Plaza Vieja y, a partir de ahí, dejarla también sin el monumento a Los Coloraos.

Gutiérrez ha trasladado que los socialistas “nos vamos a oponer firmemente” a que eso pueda ocurrir y que, por ello, actúan con el registro de una alegación como Agrupación del PSOE de la capital y con una enmienda, como Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento. “Frente a un alcalde talador de árboles, dañino medioambiental y climáticamente, y un alcalde demoledor y destructor de monumentos -que es lo que a su juicio terminará por ocurrir si se intenta llevar a cabo el traslado de El Pingurucho-, el PSOE se erige en defensor de los árboles de la Plaza Vieja y del monumento a Los Coloraos que es, en definitiva, lo que quieren los almerienses”, ha sentenciado. Los almerienses, ha subrayado, “quieren una Plaza Vieja que se pueda disfrutar, como está actualmente: con sus árboles y con su monumento”.

La línea fundamental en la que los socialistas basan su alegación y enmienda es que que “el cambio que se pretende hacer es estructural y troncal dentro del PGOU, y eso no se puede hacer desde una modificación puntual”. “Hay que analizarlo mucho más desde su conjunto”, ha explicado Villanueva, “porque estamos desnaturalizando y privando de contenido al Plan General, que es la principal norma que regula en términos urbanísticos nuestra ciudad” y se abre la puerta a que cualquier espacio protegido como zona verde pueda dejar de estarlo con un simple cambio en su ficha dentro del Catálogo de Elementos Protegidos en la ciudad.

La plaza será un horno

En ese sentido, el secretario de Organización de los socialistas en la capital ha afeado que el alcalde haya insistido en ejecutar unilateralmente su idea de una Plaza Vieja enlosada y sin los árboles actuales después de que la Comisión Provincial de Patrimonio “le denegara el primer intento” que hizo para conseguirlo. “Ahora, en una segunda intentona, ha modificado el PGOU de este manera para posibilitar la eliminación de los árboles”, ha recordado.

En ese sentido, ha puesto el acento en que “estamos en Almería, una ciudad en la que, hasta en los meses de diciembre y enero, tenemos días de calor”. Siendo eso así, “en los meses de verano tendremos convertida esta plaza en un horno” como consecuencia de que el alcalde “quiere quitar unos árboles, que naturalmente la embellecen, que dan sombra, producen oxígeno y que eliminan CO2”.

Tras la celebración de la Cumbre del Clima en Madrid, ha continuado Indalecio Gutiérrez, “parece que este alcalde no ha aprendido nada”. Porque “todos los movimientos en el planeta van dirigidos a ser medioambientalmente sostenibles, a la eliminación de emisión de CO2 y a preservar la vegetación; y él lo que pretende es eliminar el arbolado de la Plaza Vieja, que la embellece y que contribuye a ese objetivo”, terminando por promover que tenga que consumirse más energía en el entorno para enfriar los espacios presentes.

Al alcalde le molesta El Pingurucho

Y no es solamente esto”, ha argumentado Gutiérrez. “Es que este alcalde se quiere convertir en un talador de árboles, pero también intenta convertirse en un demoledor y destructor de monumentos: el de Los Coloraos”. Tras recordar que El Pingurucho lo erigieron los almerienses en homenaje a los mártires que lucharon por la Libertad y por la Constitución de 1812 en la Plaza Vieja, “porque el Ayuntamiento es la expresión más cercana que tienen de la Democracia y la Libertad”, ha afirmado que el alcalde intenta demolerlo “porque le molesta y no le gusta verlo todos los días, en el centro de la plaza, cuando viene al Ayuntamiento”.

Pero El Pingurucho, ha continuado, “es un emblema de la ciudad de Almería y es visitado por muchos turistas”. “Nadie en Granada o en Málaga se plantearía demoler el monumento a Mariana Pineda o al General Torrijos, porque sería considerado una aberración. Y, sin embargo, en Almería, este alcalde, que quiere romper con los usos, costumbres y todo lo que los almerienses quieren, pretende demoler el monumento a Los Coloraos”, ha afirmado.

Detalle de alegación y enmienda

Por su parte, el edil Eusebio Villanueva ha detallado que con la última aprobación en pleno, lo que el alcalde pretende es hacer una modificación puntual del artículo 9.62 del Plan General de Ordenación Urbana, que regula las normas urbanísticas y la ficha del Catálogo de Elementos Protegidos que corresponde a la Plaza Vieja.

La oposición del PSOE se sustenta en que “se está produciendo una paradoja bastante importante y grave” por la que “mediante una modificación puntual de ese articulado y de esa ficha, los elementos protegidos se quedan desprotegidos”. Es decir, ha enfatizado Villanueva, “que a partir de ahora, un espacio que tenga una protección del arbolado por una ficha reguladora, verá desaparecer su protección con una simple modificación de la ficha”.

Están más protegidos los árboles que están en mitad de la ciudad, que no tienen ningún punto de protección, que aquellos que supuestamente se protegen con una ficha específica”, ha asegurado el concejal.

Esa modificación puntual aprobada en pleno afecta, además, “a unos cuantos artículos más que son troncales del Plan General”. Por eso, ha defendido que “cuando se hace una modificación del Plan General, tendría que hacerse analizando todas las consecuencias que tiene, y no solo las de una ficha específica, como es en el caso”. “Ese tipo de modificaciones tan troncales no deben hacerse nunca mediante la modificación puntual, que está prevista para pequeños ajustes, pero no para desestructurar y desnaturalizar el PGOU en su conjunto”, ha resaltado Villanueva.

Como la Plaza Vieja está clasificada como zona verde (V1) en el PGOU, a partir de ahora, de no atenderse la enmienda y alegación del PSOE, “todos los espacios que tengan la misma clasificación, y estén dentro de una ficha del Catálogo de Elementos Protegidos, quedarían desprotegidos con una simple modificación de su ficha”.

Los socialistas creen que por parte del equipo de gobierno del PP “no han analizado las consecuencias generales” y que “simplemente, han pretendido hacer un cambio para conseguir el objetivo de hacer desaparecer los árboles de la Plaza Vieja”. Encima, ha añadido, fundamentándose en un informe “bastante dudoso” que en lugar de hacer referencia expresa a los ficus de la plaza los define como “árboles de bajo porte, copa densa y de hoja perenne”.

El mismo tipo de árbol en otros puntos de la ciudad, ha evocado Villanueva, no están, como pasa en la Plaza Vieja, “recortados como si fueran yogures”, sino que presentan una estreuctura “más amplia”. Si se dejara crecer a los ficus que quieren eliminarse, ha concluido, “darían más sombra y permitirían la combinación entre la arquitectura de la Plaza, que es muy loable, y el espacio verde necesario para su embellecimiento” y que la gente busca para protegerse en todos los actos organizados en ese lugar y no terminar “por cocerse como conejos”.

Almería, 16 de diciembre de 2019

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =